Los novios de mamá - Antonio Ramos Revillas

20:57

"Ya conozco los novios de la mamá de mis hijos, el problema que tengo es  no saber cómo decírselo ahora que nazcan", escuché decir a un joven en el transporte público; lo segundo fue pasearme por la librería y encontrarme con este libro en la sección juvenil; lo tercero, pero no lo último, fue negar con una rotunda y convincente negativa  ante  la invitación de la chica más guapa de la Oficina para formar un noviazgo. Cosa de principios al momento de declararme hombre casado; "soy papa casada... soy papa casada" diría el personaje con actitud de tubérculo en la película Toy Story justo al ver a la Barbie Guía. Lo cuarto, y quizá lo más importante, fue al momento de formarme en la caja para pagar el libro, una abuelita que no parecía la maestra de literatura (su profesión me lo confesó en la siguiente fila del estacionamiento, justo donde están los chicos que te ayudan a estacionar el auto), afirmó lo siguiente: "con ese libro entenderás que mamá nunca podrá enamorarse a si misma mientras siga mintiéndose, eso se traduce al entender que su siguiente amor lo atraía exigiendo lo que el anterior no le podía dar, con esa actitud ya estaba manipulando un futuro torcido, los novios de la madre solo duran un año a lo más y se van con un revoloteo de duras alas chocando contra duros caparazones... te toca a ti ponerle la canción que mejor crees que ambienta su autoengaño, y por favor no elijas a Justin Bieber porque eso ya lo hizo la protagonista de la historia". Luego entonces, supe que había hecho una buena elección, una buena compra.

El autor mexicano Antonio Ramos Revilla cuenta a través de Natalia, una joven de 15 años, sus aventuras y su sentir respecto a "Los novios de mamá" titulo de la novela presentada en 2016 por Ediciones SM.

La historia está ubicada en la época actual, a Natalia con apenas 9 años le toca padecer las consecuencias del divorcio de sus padres y adaptarse a la nueva etapa de vida junto a  Bertha (su madre) y al entusiasmo de ésta por tener una nueva pareja. Bertha, entre los 9 y los 15 años de Natalia tiene 4 novios, relaciones en las que involucra a Natalia, por lo tanto, esas relaciones las viven y las sufren las dos, lo que provoca que Natalia conozca de las relaciones amorosas y del amor de pareja entre adultos, en donde a veces la niña desempeña la responsabilidad de cuidar y consolar a su madre. Mientras la madre busca un novio, Natalia busca una familia. A su corta edad aprecia lo que tiene, sabe que su madre padeció de pobreza pues describe que dormía en la misma cama que sus abuelos, por lo mismo, no deja de agradecer su celular marca Philips y el escuchar música de calidad en Spotify, nada que se le parezca a los cidis con los que su madre vencía el aburrimiento de los sábados a la misma edad de Natalia.


Natalia, es una adolescente que le gusta Justin Bieber, fan de los crucigramas, gracias a  su padre; convive con sus amigas, el hijo de uno de los novios de su madre, con su padre y la relación amorosa de éste, con su abuela y su tía Claudia quien le  decía "El amor simplemente no se busca. Aparece", Natalia comprueba esta hipótesis cuando descubre que está enamorada de quien ha estado cerca de ella y de quien menos lo imaginaba.

No obstante de los seis errores encontrados en la novela, mismos que podrían ser pretexto para que los adolescentes que lleguen a esta historia justifiquen sus errores de redacción en sus clases de literatura, las 94 páginas muestran un esfuerzo por llevar las ideas de un autor por elementos recientes, es así que resulta congruente leer que Natalia distrae su mente pensando en Ed Sheeran y Roald Dahl; que enloquezca con los posticks y coleccione envolturas para regalo, que conozca a Harry Styles, Rafa Nadal, Timberleke, AC DC, Zack Efrón, Salvador Dalí, Katy Perry, Taylor Swift, Lana del Rey, Johnny Deep y Willy Wonka.

Si bien Natalia no es apasionada de los autos, sabe describir el rugir de un Karmann Ghia, sabe cuando el tiempo está de su lado y su madre es más su amiga, al punto de poder demostrarle que ha crecido, que si bien detestó que le obligara a festejar su cumpleaños conociendo a un prospecto de padrastro, también sabe cómo explicar que está absorta por los novios de su madre, y es la razón por la cual no le es fácil enamorarse.

El autor cuenta estas aventuras de amor, de forma sencilla, ágil, real, a veces divertida, con un final "feliz" alejado de ese tan conocido "... y vivieron felices por siempre".

Me hace sentido quedarme con la idea que Natalia, cada vez que volvía a encontrarse con sus ex-padrastros, estaba aprendiendo a dar sus juguetes viejos a los menos afortunados. Tal como su abuelita le enseñó desde pequeña.

You Might Also Like

0 comentarios