El Encantador de Perros

11:32


César Millán nos presenta su libro: “El encantador de perros”, de la editorial Aguilar.
La principal característica del autor, está basada en que su nacionalidad es mexicana. Entender sus principios y raíces es algo importante que los lectores de su libro  debemos saber; resulta interesante justificar las razones por las cuales el autor comienza revelando su conocimiento y amor por la naturaleza, esto lo lleva a contar  de manera explícita, que no es veterinario ni criador de perros, pero que tampoco lo pretende; le han llamado “el ayudante” y “el perrero”, él asegura que si lo encuentras por la calle y le dices “amigo” buscará corresponderte el saludo.
Al principio, encontrarás una historia que detalla su travesía para llagar a Estados Unidos de Norte América, algo que podría tomarse como el sueño americano de muchos latinos. Narra los detalles de cómo llegó a San Diego, California proveniente de Culiacán (Sinaloa), tienen sentido porque introducen al lector para entender el conocimiento tácito que César obtiene al comparar las formas en las que los humanos conviven con los animales. Desde el inicio del libro,  se describen los primeros problemas de los humanos con los perros: “No les permitimos a los perros ser animales”, “somos humanos que damos demasiado amor a los perros”.
A menudo se escucha hablar de las “malas vibras”, “mala fe” y hasta de la “energía negativa”, llegado un punto en el que estas palabras son cotidianas en las personas hasta generan rangos y niveles que marcan una diferencia con la brujería y santería, finalmente todo converge en la ley de la conservación de la energía. El autor de este libro hace uso de este concepto para explicar la importancia que ésta tiene en los perros: energía buena y mala, la energía como un lenguaje, energía sumisa y tranquila.

Josh es un perro a quien los guionistas de mi programa televisivo apodaron El Gremlin porque tiene un pelo tan largo que le tapa hasta los ojos.
Todo el mundo sentía pena por Josh… absolutamente todo el mundo. “Sentir lástima” por una animal que vemos en un refugio es algo que le pasa casi a cualquiera. La compasión es un rasgo sólo humano. Pero cuando cincuenta personas pasan por un refugio y todos ellos envían al animal en cuestión esa energía compasiva, es “¡Oh, pobre perro”!, esa energía termina siendo en esencia ese animal. Termina siendo su definición.
Sentir lástima por un perro no es hacerle un favor, sino disminuir sus posibilidades de transformarse en un animal equilibrado en el futuro.

La lectura de este libro resultó grata por las historias sobre la rehabilitación de perros y el adiestramiento de personas, es fácil entender que una cualidad de los líderes es la habilidad para canalizar la energía. Para ser líder de una manada, es necesario gestionar la energía propia y la de toda la manada, esto trae como consecuencia un verdadero equilibrio, es decir, felicidad y entendimiento con los perros.

Si su perro salta sobre usted cuando vuelve a casa del trabajo por la tarde, no sólo está feliz de verle. Es el líder de la manada. Si usted abre la puerta para dar un paseo y él sale delante de usted, no es sólo porque le encanten sus paseos. Es el líder de la manada. Si le ladra y entonces usted le da la comida, no es “una monada”. Es el líder de la manada. Si usted está durmiendo y la despierta con sus patas a las cinco de la mañana para decirle: “Sácame, tengo que hacer pipí”, le está demostrando, antes incluso de que salga el sol, quién manda en la casa.

Las hojas del libro tienen una característica muy peculiar, el color de hojas amarillento muy preciso que ayuda en su lectura; la letra de gran tamaño que, por si sólo, aclama ser leído como una búsqueda desesperada para que existan más perros equilibrados en el mundo y el tamaño del libro podría resultar incómodo de inicio, ya que no es el formato acostumbrado de ‘libro de bolsillo’. El libro cuenta con referencias precisas e interesantes estadísticas como:

  • En promedio, dieciocho personas mueren al año por ataques de perro.
  • Estados Unidos gasta más de ciento sesenta y cinco millones de dólares en tratar al casi millón de mordeduras graves que ocurren cada año.
  • Las mordeduras de perros son responsables de 44 por ciento de los traumatismos faciales que se atienden en los hospitales de Estados Unidos.
  • 60 por ciento de las víctimas de mordeduras en la cara son niños.
Debo expresar que no sólo es un libro que debe leerse a un ritmo considerable, buscando incentivar la meditación y el razonamiento capítulo a capítulo, también es un libro que pretende cambiar la forma de ver a los perros, como animales y sin humanizarlos. Si bien hace mención en que la razas distinguen el nivel de energía que requieren gastar a diario, hizo falta más énfasis en que “la raza” no debe ser motivo para encontrar la felicidad en los miembros de la casa donde pretende vivir el perro, ni tampoco el equilibrio y felicidad del perro una vez que se inserte en la vida de los humanos, por esto mismo, faltó también dedicar unas líneas a expresar que la adopción de perros es una alternativa.
Foto obtenida desde la cuenta de Twitter de César Millán (@cesarmillan).

Pensaré dos veces la siguiente vez que quiera mencionar la frase, “El perro es el mejor amigo del hombre”, porque quizá esté humanizando a un animal. Trataré de ganarme el derecho de decirle amigo a mi mascota cuando haya logrado su equilibrio.

You Might Also Like

0 comentarios