Guía para degustar café

21:28



El pasado 21 de Diciembre de 2012 José Arrieta escribió un artículo en el Periódico Reforma titulado “Con Sabor a triunfo” en el que, además de recomendar las mejores cafeterías de la Ciudad de México, también platicaba de la historia de cada una de ellas y destacaba la especialidad y método idóneo para degustarlo.

El artículo también listaba las características que debe tener un verdadero catador de café, de esos que nos vamos haciendo por la práctica, por el día a día y por el gusto. A continuación lo mejor del artículo.


Aprecia: Los expertos señalan que un buen café no se toma caliente, y se debe disponer de al menos media hora para beberlo.
Experimenta: No le tengas miedo a lo nuevo, prueba los nuevos sabores, métodos y granos disponibles en las cafeterías.
Observa: Todos los utensilios usados en la preparación deben estar limpios y en buen estado. Una cuchara oxidada o un recipiente sucio daña el sabor y aroma del café.

---------------------------------------------------------------
Aquí agregaría dos puntos:
Huele: Siempre hace falta que antes de probar el café, actives el sentido del olfato y asocies su aroma para que cada experiencia sea única.
Sueña: Cuando el aroma asocie una experiencia, cierra los ojos y deja que la mente viaje hasta donde sea necesario, es justo esa oportunidad que el café brinda por pequeños instantes. Cuando toque turno de probarle, el sueño será hecho realidad, es café lo que acaba de suceder.
---------------------------------------------------------------


Pregunta: La curiosidad es buena aliada para conocer más acerca de lo que estás bebiendo. Pregúntale al barista de dónde es el grano y cómo lo prepara.
Disfruta: La compañía es indispensable. Tu libro, disco o película favorita, o la charla con alguien más, puede potenciar tu experiencia.
Van al grano: Esta bebida también ha sido fuente de inspiración de músicos clásicos y rockeros.

"One More Cup of Coffee", original de Bob Dylan, luego fue retomada por The White Stripes.
"Wake Up and Smell the Coffee", de la banda irlandesa Cranberries, hace alusión a los beneficios de esta bebida.
Johann Sebastian Bach escribió la "Cantata del Café", una de las pocas melodías cómicas del compositor.


Una taza de café por las mañanas, me resulta la pausa necesaria para planear el día laborar (crear el algoritmo, teorema, fórmula, visión, etc.) e invocar los recursos necesarios hasta verme llegar a casa con actitud triunfadora y esperando el siguiente día, muy al estilo del matemático húngaro Alfréd Rényi quien dijo que “Un matemático es un dispositivo que convierte café en teoremas”.
O como el novelista francés Honoré de Balzac (1799 - 1850) describe el viaje del café por el cuerpo, el torrente sanguíneo y efecto que produce en quienes lo degustamos.

“Tan pronto como el café llega a su estómago, sobreviene una conmoción general. Las ideas empiezan a moverse, las sonrisas emergen y el papel se llena. El café es su aliado y escribir deja de ser una lucha.”

El café es más que una bebida, es el punto (pretexto) que reúne a personas, que comparten  su tiempo y sus historias únicas (por simples que a veces parezcan). El sabor del café perdura mucho más allá de la taza servida, se conserva ese sabor en la boca y produce en algunas ocasiones recuerdos, emociones y anhelos.

Sin más, me retiro a prepararme un café para seguir disfrutando, creando, soñando, ideando, innovando, imaginando, amando y, por su puesto, seguir escribiendo.



Imagen obtenida del blog solonosotras

You Might Also Like

2 comentarios