Peter F. Drucker: La innovación y su relación con el género Novela

22:28


En noviembre de 1998 Peter F. Drucker, filósofo del management publicó un artículo titulado “La Disciplina de la Innovación” (The Discipline of Innovation[1]) en la tan prestigiada revista Harvard Business Review, mucho antes de que el concepto “innovación” se convirtiera en una moda, o que se usara indistintamente como sinónimo de creatividad, imaginación, genialidad y hasta emprendimiento. Quizá este uso indistinto se deba también a que el mismo Drucker en su artículo define el concepto en términos de negocio:


La innovación es la función específica de la iniciativa empresarial, ya sea en un negocio existente, una institución de servicio público, o una nueva empresa fundada por un individuo como un negocio familiar. Es el medio por el cual el empresario o bien crea nuevos productores de riqueza o bien dota de recursos existentes con mayor potencial para la creación de riqueza.


Peter Drucker además de listar las fuentes de innovación y las áreas de oportunidad en una organización, también precisa los principios de la Innovación. Como parte de las fuentes de innovación se encuentran aquellas incentivadas por “necesidades del proceso”, y es justo este concepto el que vino a mi mente al leer un fragmento de la novela “Vida Digital” de Fabrizio Mejía Madrid editado por Alfaguara. Entre la aportación que hace Drucker como profesor de Ciencias Sociales y Gestión en la Universidad de Claremont, California y el sarcasmo de la Novela, es como podrían surgir oportunidades de negocio para una organización. Lo que para unos es risa, para otros es un negocio potencial.


Hay incontable fuentes de felicidad y algunas hasta pueden contarse. Unas son transitorias y las otras, también. Una encuesta psicológica aplicada en 2003 a mil mujeres en Texas demostró que tener sexo constituía sus tres minutos más felices del mes y el transporte de seis horas hacia el trabajo las más infelices del día. Esto detonó una idea para que las mujeres pudieran tener sexo mientras se transportaban. Idea que dio origen al término Metro Sexual. Con el tiempo esta denominación se asoció a los hombres que se ponen cremas en la cara para ligar dentro del vagón del Metro.


Lo siguiente que podría suceder es una sonrisa por parte de quien lee este texto, y también podría sugerirse una forma de analizar que la innovación está presente en el lugar menos esperado, en una novela por ejemplo.

Imagen de wetcanvas [image creator name] / deviantart.com


[1] Drucker P. The discipline of innovation. Harvard Business Review [serial online]. May 1985;63(3):67-72. Available from: Business Source Premier, Ipswich, MA. Accessed April 11, 2013.

You Might Also Like

0 comentarios